Textos de la acción-performance de deportación de la estatua de Agustín Lara (Marzo de 1998):

Item

Título

Textos de la acción-performance de deportación de la estatua de Agustín Lara (Marzo de 1998):

Fecha

Idioma

ES

Cobertura

||||osm
CSOA El Laboratorio 1 (1997-1998) c/ Embajadores 68, Lavapiés

Derechos

Attribution 4.0 International (CC BY 4.0) - https://creativecommons.org/licenses/by/4.0/

Titular de los Derechos

Hacer Laboratorio

extracted text

NO A LA DEPORTACIÓN DE LA ESTATUA DE AGUSTÍN LARA
MOVILÍZATE POR LOS QUE NO PUEDEN HACERLO
En su línea continua de acoso y derribo hacia las así llamadas personas ilegales, la ley de la extranjería
esgrimida por nuestros gobernantes apunta ahora a la estatua de Agustín Lara, sita en la plaza de igual
nombre y ejemplo de cómo hasta las tradiciones más populares o así llamadas castizas pueden provenir
de la inspiración e integración de "un extranjero", aunque a no a todos nos guste el schotis —sólo
faltaría.
Habiéndosele conminado a presentar so pena de ser deportado, las acreditaciones impertinentes que
justifiquen su ya larga presencia entre nosotros, el comité de apoyo a A. Lara abajo firmante se teme lo
peor:
el pasaporte lo tiene caducado y lo que es peor, petrificado dentro de la chaqueta; o sea, que ni papela ni
fotocopia.
aunque es evidente que subsiste autónoma y pacíficamente, es difícil que una estatua pueda acreditarlo
de forma convincente ante las autoridades, aunque tenga como ellas el mismo corazoncito de piedra, o
por eso: también es de sobra conocido que se dedica día y noche a la vida contemplativa, y eso tiene
difícil defensa.
el comité desconoce con quien contactar para arreglar lo concerniente al seguro médico, certificado de
estudios, justificantes de domicilio y de cumplimiento de las obligaciones fiscales que procedan, etc., ya
que Agustín a pesar de nuestras súplicas, no suelta ni prenda ni palabra.
Expuesto lo anterior, y ante la más que previsible deportación de nuestro querido Agustín, el sábado 21
de marzo, convocamos a toda la gente que quiera expresar su rechazo con la ley de extranjería, por la
cual se expulsará a Agustín, ese mismo sábado a las 12h. de la mañana, en la pza. de A. Lara.
Comités de apoyo a Agustín Lara

Derecho de existencia
Lavapiés es una buena muestra de que ya no sirven los referentes del Estado nacional, la pureza
cultural, la lengua obligatoria de la nación, los derechos ligados a la nacionalidad... como hipótesis
para habitar un espacio cualquiera de este planeta.
Aun así la UE reafirma la separación, la hostilidad y el fantasma de la pureza, el bienestar, la
prosperidad y la ‘diferencia’ cultural contra unas poblaciones cada vez más heterogéneas, negadas
como elemento constituyente, irreversible, del espacio y la historia de nuestras ciudades. Racismo
de estado (las diferentes ‘leyes de extranjería’), criminalización mediática, en la que se insinúa que
la inmigración es la fuente de todos los males y penurias, amplificación distorsionada de los brotes
racistas ocasionales de sectores sociales literalmente aterrorizados por un cambio social del que se
les niegan u ocultan las verdaderas claves y en el cual su participación se acerca a cero.
El único marco en el que parece posible pensar un mundo común, una convivencia en el planeta
globalizado y continuamente redefinido por los flujos migratorios, económicos e informativos es
aquél en el que cualquiera puede definirse como ciudadan@ del mundo, esté donde esté. Hablamos
del derecho básico de existencia para cualquiera— sea en Singapur o Madrid (lo que implica el
acceso a un ‘paquete’ de recursos suficientes para existir dignamente, entre los que hay que incluir
la posibilidad de la participación, la comunicación y la decisión efectiva sobre cuanto ocurre en el
propio territorio vital). Los derechos de raza o nación ya no explican nada de lo que pasa en
nuestras ciudades: ni la crisis económica, ni la degradación del espacio público

La deportación de Agustín Lara resulta tan absurda y arbitraria como lo son los acosos, vejaciones,
controles y deportaciones cotidianas de no poc@s de l@s que viven en nuestro mismo barrio. La
complejidad y la riqueza de habitar este barrio son algo muy diferente, que ninguna administración
ni está en condiciones ni tiene la menor voluntad de afrontar. Nos toca crear un ‘nosotr@s’ que se
oponga, con la fuerza de la creación, a este curso de las cosas, aquí en Lavapiés como en cualquier
otro espacio de racismo y segregación.
¡Se acabó la ley de extranjería en Lavapiés!
¡No colaboremos con las deportaciones
¡Rompamos el espacio del miedo y la sospecha, denunciemos a los perseguidores!
csoa ‘el laboratorio’

Recursos enlazados

Filtrar por propiedad

Relación
Título Etiqueta alternativa Clase
Lavapiés como experimento Text